El Supremo reconoce el derecho a trabajar de una mujer con gran invalidez y pensión Imprimir
Escrito por Jose Ramon Gómez Álvarez   
Jueves, 26 de Noviembre de 2009 10:18
La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha reconocido a una mujer con gran invalidez por una accidente laboral, ocurrido en 2004, y que recibe pensión, el derecho a trabajar como asesora social.Confirma el Supremo, así, la sentencia que fue dictada en primera instancia, al entender que se puede permitir a las personas con diferentes grados de invalidez que realicen trabajos ajustados a sus capacidades sin perder por ello una pensión obtenida por un accidente laboral.Concretamente, indica el Supremo que "este planteamiento cobra pleno vigor si se atiende a las nuevas tecnologías, particularmente informáticas y de teletrabajo, que consienten pluralidad de actividades laborales a jornada completa a quienes se encuentran en situación de Incapacidad Permanente o Gran Invalidez, de manera que la compatibilidad ahora defendida representa un considerable acicate para la deseable reinserción de los trabajadores con capacidad disminuida".